sábado, 18 de febrero de 2017

Velocidad y comprensión lectora



La amplitud del vocabulario personal permite una identificación mayor de las palabras y frases y, por tanto, una mayor comprensión y velocidad lectoras. Una palabra desconocida exige prestarle más atención y, por tanto, se corta el ritmo de lectura. Hacer uso de un buen diccionario e introducir las palabras nuevas aprendidas en la conversación y en los textos escritos ayudará a fijarlas y a enriquecer nuestro modo de expresión.
La lectura es, sin duda, la actividad de mayor importancia en el estudio. La persona que lee bien -es decir, que lo hace a una velocidad adecuada y además comprende lo que lee-, tiene una gran ventaja en su labor de estudio. Las posibilidades de mejorar en la lectura, en su doble aspecto de mayor velocidad y comprensión, son prácticamente ilimitadas. La capacidad lectora se adquiere con la práctica: se aprende a leer bien, leyendo.
Con el fin de ampliar el campo de lectura, es decir, el número de palabras que podemos abarcar en una sola fijación de la vista, conviene practicar todos los días el siguiente ejercicio:
  1. Emplear un libro de lectura fácil o una columna de texto de cualquier periódico o revista que resulte agradable.
  2. Leer a la mayor velocidad posible, pero solamente las primeras y las últimas palabras de cada línea.
  3. Forzar los ojos, tratando de abarcar cada vez un mayor número de palabras de un solo golpe de vista, hasta que seamos capaces de leer normalmente una línea del libro de lectura en tres o cuatro fijaciones.
  4. Utilizar cada día páginas distintas del libro o columnas diferentes del periódico o revista.  

sábado, 11 de febrero de 2017

DISOLUCIÓN COOPERATIVA TALLER DE COCINA


El martes 7 de febrero se procedió a la disolución de la cooperativa, para cerebrarlo se realizó un  taller de cocina, donde los alumnos eran los propios protagonistas, no era comprar comida y comersela. La finalidad era promover conductas y actitudes de colaboración, coordinación y responsabilidades.
Para ello teniamos un cuadrante de actividades a realizar con distribución de tiempos.
Los alumnos se organizaron ellos mismos, se distribuyeron las faenas para no interrumpirse unos fueron enseñando a los otros al final un buen trabajo.
No todo era trabajo, hubo momentos para compartir sentimientos sensaciones, los alumnos de español para extrajero se pudieron integrar con alumnos españoles e interactuar, qué mejor forma de practicar el idioma español y. el resto de  alumnos pudieron comprobar la cantidad de cosas que nos une, y es la dificultad del idioma el que nos separa.


El taller comenzó a las 16 horas rellenando canapés de ensaladilla rusa a la vez que se hacían patatas al ajillo y tostadas de sobrasada. A las 16:30 se comienza con los  tres tipos de sánwiches: pavo manzana, jamón y queso cremoso y finalmente atún y maíz.

A las 16:45 se comienza con las tortitas  y las rosquillas. Nuestra compañera Isabel nos hizo un salmorejo muy rico y Encina un arroz con leche al estilo asturiano.
A las 17:15 comienza a hervir el chocolate a la taza y, a las 17:45 se comienza con los zumos multivitamínicos naturales de naranja, manzana y piña. Se notaba el esfuerzo, estaban sedientos, la máquina no paraba de funcionar, más de 5 litros de zumo natural recien exprimido. Una vez saciada la sed, se da comienzo a degustar lo que con tanto cariño se ha preparado.
Para terminar se hace un sorbete café express  y turrón.

viernes, 10 de febrero de 2017

Acertijo matemático chino


La ecuación, al parecer creada en China, a primera vista parece cosa de niños. Pero las apariencias engañan.

Las ecuaciones con flores parecen simples a primera vista, pero la clave está en los detalles.
El problema presenta cuatro ecuaciones y a la última le falta la respuesta. Vemos tres flores diferentes a primera vista, pero ese es el primer error.
En realidad, hay cuatro tipos diferentes de flores, pues dos son similares, pero no idénticas. Otro error que comete la gente es que el último signo es de multiplicar, no de sumar.



 ¿Se puede resolver con las pistas anteriores? Si todavía no lo logras, te indicamos cómo, según el sitio I4U News:
-La flor roja tiene un valor de 20.
-La flor azul tiene un valor de 5.
-Una flor amarilla tiene un valor de 1.

Así, en la última línea de la ecuación está en los números: 1 + 20 * 4 = 81.

La flor azul en la línea final tiene sólo cuatro pétalos. También nota que la multiplicación se tiene que hacer antes de la adición.

sábado, 4 de febrero de 2017

¿Pasarías el último test PISA para alumnos de 15 años?

Se han presentado los resultados del informe de Evaluación Integral de Alumnos de 2015 (PISA, por sus siglas en inglés) de la OCDE. El test, que se ha realizado a nivel mundial, revela que en España existen grandes diferencias de rendimiento entre el alumnado de 15 años en función de la comunidad autónoma en la que estudia.
Y es que esta es la primera vez que todas las autonomías participan en este documento, que suma ya su sexta edición, de forma que se pueden comparar sus resultados tanto a nivel nacional como internacional. En total, en España han participado 37.000 estudiantes españoles, la mayoría de 4º de ESO y de 960 colegios e institutos.
 Si quieres saber qué pruebas miden estos índices y comprobar el nivel de tus conocimientos, puedes hacerlas AQUÍ.

viernes, 3 de febrero de 2017

Ortografía de los signos de interrogación y exclamación


A diferencia de lo que ocurre en otras lenguas, los signos de interrogación y exclamación son signos dobles en español, como los paréntesis o los corchetes. Por tanto, es incorrecto prescindir del signo de apertura en los enunciados interrogativos o exclamativos:
¿Quién le ha llamado? (no Quién le ha llamado?).         
¡Qué prisa tienes! (no Qué prisa tienes!).
Por otra parte, después del signo de cierre de interrogación o exclamación se puede escribir cualquier signo de puntuación salvo el punto:
¡Ah!, olvidaba darte esto.
¿Han terminado ya de preparar la mesa?
—¿Qué vamos a comer? —preguntó.
Cuando los signos de cierre (? !) constituyen el final del enunciado, la palabra que sigue se escribe con mayúscula inicial.Entradas
¿Dónde está el restaurante? Olvidé mirarlo en la guía.
¡Qué frío! Coge el abrigo y la bufanda.
Fuente:  http://www.rae.es/consultas/ortografia-de-los-signos-de-interrogacion-y-exclamacion

Son característicos del español y no deben suprimirse por imitación de otras lenguas en las que únicamente se coloca el signo de cierre: Qué hora es? Qué alegría verte! Lo correcto es ¿Qué hora es? ¡Qué alegría verte!
b) Los signos de interrogación y de exclamación se escriben pegados a la primera y la última palabra del período que enmarcan, y separados por un espacio de las palabras que los preceden o los siguen; pero si lo que sigue al signo de cierre es otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos: Vamos a ver... ¡Caramba!, ¿son ya las tres?; se me ha hecho tardísimo.
c) Tras los signos de cierre puede colocarse cualquier signo de puntuación, salvo el punto. Lógicamente, cuando la interrogación o la exclamación terminan un enunciado y sus signos de cierre equivalen a un punto, la oración siguiente ha de comenzar con mayúscula ( mayúsculas, 3.4.1): No he conseguido el trabajo. ¡Qué le vamos a hacer! Otra vez será.
d) Los signos de apertura (¿ ¡) se han de colocar justo donde empieza la pregunta o la exclamación, aunque no se corresponda con el inicio del enunciado; en ese caso, la interrogación o la exclamación se inician con minúscula ( mayúsculas, 3.4.2b):
Por lo demás, ¿qué aspecto tenía tu hermano?
Si encuentras trabajo, ¡qué celebración vamos a hacer!
e) Los vocativos y las construcciones u oraciones dependientes, cuando ocupan el primer lugar del enunciado, se escriben fuera de la pregunta o de la exclamación; pero si van al final, se consideran incluidos en ellas:
Raquel, ¿sabes ya cuándo vendrás? / ¿Sabes ya cuándo vendrás, Raquel?
Para que te enteres, ¡no pienso cambiar de opinión! / ¡No pienso cambiar de opinión, para que te enteres!
f) Cuando se escriben seguidas varias preguntas o exclamaciones breves, se pueden considerar como oraciones independientes, o bien como partes de un único enunciado. En el primer caso, cada interrogación o exclamación se iniciará con mayúscula:
¿Quién era? ¿De dónde salió? ¿Te dijo qué quería?
¡Cállate! ¡No quiero volver a verte! ¡Márchate!
En el segundo caso, las diversas preguntas o exclamaciones se separarán por coma o por punto y coma, y solo se iniciará con mayúscula la primera de ellas:
Me abordó en la calle y me preguntó: ¿Cómo te llamas?, ¿en qué trabajas?, ¿cuándo naciste?
¡Qué enfadado estaba!; ¡cómo se puso!; ¡qué susto nos dio!
Cuando la exclamación está compuesta por elementos breves que se duplican o triplican, los signos de exclamación encierran todos los elementos: ¡Ja, ja, ja!
3. Usos especiales
a) Los signos de cierre escritos entre paréntesis se utilizan para expresar duda (los de interrogación) o sorpresa (los de exclamación), no exentas, en la mayoría de los casos, de ironía: Tendría gracia (?) que hubiera perdido las llaves; Ha terminado los estudios con treinta años y está tan orgulloso (!).
b) Cuando el sentido de una oración es interrogativo y exclamativo a la vez, pueden combinarse ambos signos, abriendo con el de exclamación y cerrando con el de interrogación, o viceversa: ¡Cómo te has atrevido? / ¿Cómo te has atrevido!; o, preferiblemente, abriendo y cerrando con los dos signos a la vez: ¿¡Qué estás diciendo!? / ¡¿Qué estás diciendo?!
c) En obras literarias es posible escribir dos o tres signos de exclamación para indicar mayor énfasis en la entonación exclamativa: ¡¡¡Traidor!!!
d) Es frecuente el uso de los signos de interrogación en la indicación de fechas dudosas, especialmente en obras de carácter enciclopédico. Se recomienda colocar ambos signos, el de apertura y el de cierre: Hernández, Gregorio (¿1576?-1636), aunque también es posible escribir únicamente el de cierre: Hernández, Gregorio (1576?-1636).
 Fuente:http://lema.rae.es/dpd/srv/search?id=bH8aKhoE1D6eF5Wp4C

miércoles, 1 de febrero de 2017

CEPA Pitiusas dona 150 euros a Ibiza 4 patas



El proyecto ECOCEPA de la Escola de Persones Adultes (CEPCA) entregó ayer 150 euros a la protectora Ibiza 4 patas. Esta será la ultima actuación de una cooperativa que se constituyó dentro de la escuela el 24 de octubre y que tiene ya fecha de cierre, el 7 de febrero, cuando se dará de baja con un taller de cocina. El proyecto ha sido llevado a cabo por alumnos de preparatorio de ESPA (secundaria para adultos), del primer curso de ESPA y de español para extranjeros del Cepa Pitiusas. Pedro Sánchez García, profesor de la escuela, lo concibió como una actividad transversal entre varios grupos «a los que daba clase, planteando como finalidad la integración de alumnos de diferentes niveles», explica. Mediante este trabajo, los alumnos han podido aprender con la práctica. «Primero decidimos qué tipo de empresa queríamos montar y optamos por una cooperativa porque así podríamos colaborar todos y decidir todos», explican al unísono profesor y alumnos.
La actividad de ECOCEPA se ha centrado en estos meses en la fabricación de productos ecológicos procedentes del reciclaje que se destinaron a la venta en el Mercadillo Solidario de Navidad que tuvo lugar en el centro educativo en el mes de diciembre. «El proyecto pretende difundir la cultura emprendedora, promoviendo conductas y actitudes de colaboración, coordinación, superación de conflictos y asunción de problemas y responsabilidades». En total, los beneficios de ECOCEPA ascienden a 225 euros de los cuales 75 euros corresponden a diferentes gastos y 150 van destinados a Ibiza 4 Patas, ya que los estatutos determinan que los beneficios serán destinados a una ONG.
Fuente;  http://periodicodeibiza.es/pitiusas/local/2017/02/01/245598/cepa-pitiusas-dona-150-euros-ibiza-patas.html