domingo, 12 de junio de 2016

Ideas para invertir la próxima década


Si hay algo que preocupa al mercado, a la industria de la gestión de activos y a los inversores, en general, es dónde
han de buscar para encontrar la rentabilidad este año.
Publicidad

La época dorada en la que casi cualquier activo terminaba por subir simplemente con el paso del tiempo ya ha pasado y es algo que no se discute; en los últimos meses se ha convertido en un mantra universal.

Parece que los inversores tendrán que acostumbrarse a que a partir de ahora tendrán que arriesgar más para obtener rentabilidades más moderadas. Quizá los responsables de esta situación no sean otros que los propios bancos centrales de los mercados desarrollados, o no, aunque lo cierto es que es la realidad que les ha tocado gestionar.

Probablemente si pudiéramos descubrir  cómo va a cambiar el mundo en solo tres décadas los inversores se lanzarían  a poner sus ahorros en las empresas ganadoras. Pero el futuro es incierto, pero si tenemos muchos indicios por donde creemos que pueden ir las cosas, por tanto , el adelantarse y el prever ese camino nos dará ventaja respecto a los que esperan que el futuro llegue.
 Pero, ¿por dónde van a ir los tiros en los próximos años? 
Las distintas firmas de análisis intuyen que los temas de inversión y empleo van a estar incluidos dentro de tres grandes megatendencias: la que afecta a las personas, la que tiene que ver con nuestro planeta y la que está relacionada con las máquinas y las tecnologías.

Los cambios relacionados con el ser humano
Envejecimiento:
Algunos estudios muestran que el número de personas que pasan de los 60 años se van a más que duplicar en los próximos años para pasar de 841 millones en 2013 a más de 2.000 millones en 2050.  Esto tendrá un gran impacto en las farmacéuticas y en las empresas ligadas a la industria de la salud. También afectará positivamente a las empresas financieras, las aseguradoras y las gestoras de patrimonio.

El estudio de la genética: Sobre todo para encontrar tratamientos y modificaciones de nuestro genoma que permitan evitar muchas enfermedades que arrasan ahora entre la población de todo el mundo.

Tratamiento de la obesidad: La tasa de obesidad se ha duplicado en los últimos 30 años y que afecta ya a 1.400 millones de personas a todo el mundo. Es más, para 2030 alrededor de un 60% de la población de países como Estados Unidos o Reino Unido podrían estar afectados.

Diabetes en China: Una de las enfermedades que podrían irrumpir con fuerza en este territorio debido al cambio de alimentación y hábitos es la diabetes. Se espera que en 2040 afecte a más de 150 millones de personas.

Aumento del turismo en China: En la actualidad solo un 4% de los ciudadanos del país pueden viajar al exterior y se espera que el aumento de la capacidad de consumo aumente esta tendencia.

Educación: En la actualidad hay más de 100 millones de niños que nunca han asistido a un colegio y que más de 800 millones de adultos son analfabetos.  Los estudios indican que por cada dólar que se invierte en educación se retorna a la economía entre 10 y 15 dólares

Lucha contra el cáncer: Los científicos han sido incapaces de tratar esta enfermedad que se descubrió por primera vez en el antiguo Egipto. Después de más de 5.000 años, hay indicios de que algunos tratamientos podrían comenzar a dar resultados en los próximos años.

La industria de la vanidad. Los mercados desarrollados gastan cada día más dinero en el culto a la propia belleza y la apariencia. Los analistas de Merrill Lynch consideran que este gasto es de unos 4,5 billones de dólares al año en todo el mundo, más que todo el PIB alemán.
Desigualdad: El último informe de Intermon Oxfam mostraba cómo 62 personas en todo el mundo habían logrado acaparar más riqueza que otros 3.600 de iguales en todo el mundo.

Nuevas generaciones, los millenials y la Generación Z, con sus respectivos gustos.  En el caso de la primera de ellas habría que apostar por todos aquellos sectores que están relacionados con el ocio y la tecnología.

Cambios relacionados con la tierra
La mayor parte de los temas de inversión ligados con esta megatendencia están relacionados con el cambio climatológico y el aprovechamiento de los recursos. Los analistas de BofA Merrill Lynch explican que habría que optar por posicionarse en el sector de la eficiencia energética en todas sus variantes, así como la escasez de agua, o la gestión de basuras.

Por otro lado, hay que estar preparados para nuevos episodios de climas extremos y todas sus consecuencias, con lo que la opción de invertir en empresas agrícolas y equipamiento podría ser una buena opción. En este sentido, los analistas no se olvidan de la seguridad alimentaria debido al crecimiento de la población y la falta de agua.

En las últimas semanas estamos viendo las consecuencias en los mercados de un mundo inundado de petróleo. Explican en Goldman Sachs que uno de los temas de inversión para los próximos años estará relacionado con otra materia prima, el litio que, según ellos podría convertirse en la gasolina del futuro.

Cambios relacionados con las máquinas y la tecnología
Por último, las máquinas van a ser cada vez una parte más presente de nuestra existencia. Tanto que el director del World Economic Forum decía hace solo unos días que los robots podrían eliminar alrededor de 50 millones de empleos en los próximos años.

La robótica es, por tanto, una de los temas de inversión tanto para los próximos meses, como la próxima década. 
Fuente:  Ana Linares.
 http://www.estrategiasdeinversion.com/top-10-ei/ideas-disruptivas-para-invertir-proxima-decada-307911   
Te puede interesar:

Por arte de birlibirloque

¿De dónde ha salido esta popular expresión?

Pues según los expertos viene de una segunda acepción del verbo birlar. Birlar, lo consideramos como robar,
pero según el diccionario de la RAE, también significa:

1. tr. En el juego de bolos, tirar por segunda vez la bola desde el lugar donde se detuvo la primera vez que se tiró.
De hecho como ven es la acepción principal. Pero la que más se usa es la de robar.

En jerga, se usa la palabra birloque para definir a un ladrón.

Como decía Francisco Ríos en  la Voz de Galicia en un artículo del año 2003:

Su origen puede estar en la jerga de los delincuentes del XVII: birlar ('estafar', 'hurtar'), birlesco ('rufián', 'ladrón'), birlo ('ladrón'), birloche ('rufianesco'). El birloque era el ladrón hábil que actuaba ante su víctima sin que ésta lo percibiese.

La locución aparece con frecuencia en las mejores páginas de la literatura española. Así, escribe Torrente en La saga/fuga de J. B.: «Como era su costumbre, don Torcuato tenía la chistera puesta, así que ellos no se quitaron las suyas, sino sólo las capas y los gabanes, que, entregados a uno de los artefactos de su invención de que don Torcuato tenía la casa llena, desaparecieron camino de las perchas como por arte de birlibirloque».
De birloque, viene lo del arte de birlibirloque, que es como por arte de magia, de manera sorprendente.


viernes, 3 de junio de 2016

Habilidad para camuflarse

Un reto está dejando desconcertadas a algunas personas en su intento de encontrar cuatro serpientes ocultas en la foto. Localizarlas no es sencillo, las cuatro serpientes están dispersas de forma aleatoria por el árbol.

El porqué los seres humanos perdimos el pelo


Según Walter Bodmer de la Universidad de Oxford y Mark Pagel de la Universidad de Reading, en un artículo en la revista Biology Letters que alcanzó amplia difusión hace unos cuatro años, es errónea la teoría más popular que intenta explicar el porqué los seres humanos perdimos el pelo que en otros tiempos de nuestra evolución nos cubría por completo.



 Hasta ahora se pensaba que era porque el hombre había aprendido a controlar la temperatura de su cuerpo en climas extremos, pero ahora resulta que todo se debe a que los primeros humanos vivían, como ya sabíamos, en zonas de África de intenso calor y que por tanto andaban plagados de parásitos que tanto abundan en aquellas latitudes.

Por la teoría de la evolución, los que tenían menos vello tenían menos parásitos y menos enfermedades, por lo que tendían a ser carácter predominante. El tiempo hizo el resto.

Posteriormente, entre esos humanos de menos vello empezó a actuar la selección sexual, los que tenían poco o nada de vello parecían más sanos y era más fácil que consiguieran pareja. De ahí según estos científicos que la mayor pérdida del vello en las mujeres según estos científicos sugiere una mayor selección de los hombres hacia las mujeres.